abril 2013


Helado casero de mantequilla de Soria

Kike_on_tour_helado_matequilla_de_soriaAhora que disfrutamos de esta semana de buen tiempo, aprovecho para contaros que durante el verano pasado descubrimos un restaurante donde se puede tomar esta maravilla que se puede ver en la fotografía.

Fué el mejor colofón a un día en el que el Sr. Tomás y un servidor hicimos una excursión muy recomendable por el cañon de río Avenales desde Somaén, en el sur de la provincia de Soria. El camino, una ruta verde sin complicación alguna, está marcado desde el pueblo y discurre junto al río a través de un bello cañon donde el agua y la naturaleza cobran un gran protagonismo.

Tras hacer el recorrido nos dirijimos a Medinaceli con intención de comer en un restaurante que nos habían recomendado pero estaba cerrado, así que improvisamos. Nos decidimos por el Asador El Granero y acertamos. Comimos fuera en la terraza, un rincón bastante agradable y tranquilo.

Después de atiborrarnos de buena comida castellana terminamos con este sabroso helado de textura y densidad perfecta, con un toque de untuosidad, nada empalagoso y con sabor a auténtica mantequilla de Soria. Buenísimo, creo recordar que los dos repetimos.

Asador El Granero
C/ Yedra 10
42240 Medinaceli (Soria)
Tel. 975 326 189
web: www.asadorelgraneromedinaceli.com

Tallinn

Kike_on_tour_tallinn_plaza_central_estoniaTallinn, capital de la república de Estonia, es un sitio muy recomendable para pasar unos tranquilos días de vacaciones. Hace nueve meses tuvimos la oportunidad de visitar esta ciudad medieval amurallada y perdernos por sus calles y numerosos rincones.

Después de callejear toda la mañana nos dirijimos a apagar la sed a Olde Hansa un restaurante de aspecto medieval, junto a la plaza del ayuntamiento, famoso por sus cervezas negra con miel y con especias. Nosotros nos decantamos por la negra con miel, recomendación de unos amigos que habían estado anteriormente. Como hacía calor nos quedamos en la terraza y… ya sabéis… sol y cerveza, grandes compañeros de viaje.

Kike_on_tour_tallinn_olde_hansa_cervezeriaPosteriormente a la ingesta de estos brebajes y para bajar el mareo decidimos comer en el restaurante Troika. Es un antro oscuro iluminado con la luz tenue de unas velas que ofrece comida típica rusa. Tras acomodarnos y sin mediar palabra un camarero grande, con aspecto de domador de circo, nos puso tres vodkas en la mesa. Para no hacer el feo nos los bebimos, estaban buenos. De la nada surgió un trovador, de ésos de leotardo y balalaika, que nos “amenizó” la comida.

Al rato se acercó por allí una muchacha ataviada con el traje regional de turno y nos apuntó el menu. Pedimos un entrante que no sabíamos muy bien que era pero que luego resultó estar muy bueno, una ensalada, blini, esturión y stroganoff de oso con sus guarniciones.

Luego apareció de nuevo el domador con su bebedizo y… ¡venga para dentro! y así, con esa alegría, llegó la comida de la que dimos cuenta sin levantar cabeza, no fuera a ser que apareciera el tipo de la botella.

He de decir para gloria del Troika que el esturión y el guiso de oso estaban muy buenos, no así el café pero salimos satisfechos.

Tallinn
info turismo

Kike on tour