Excursiones


El castillo califal de Gormaz

Kike_on_tour_castillo_califalgomaz_soria_puerta_doble_arcoEl fin de semana pasado, aprovechando mis vacaciones, me fui, con un amigo, a visitar el Castillo Califal de Gormaz, una población al sureste de la provincia de Soria. Esta fortaleza de origen musulmán, empezada a construir allá por el siglo IX, está situada en lo alto de un monte sobre el pueblo que le da nombre. Desde aquí se puede divisar todo el amplio territorio que lo rodea, los campos de Castilla, la Sierra de Ayllón, la Sierra de Madrid, la Sierra de Urbión, la de Cameros, el Moncayo, etc.

Kike_on_tour_castillo_califalgomaz_soria_muralla_exteriorActualmente se conservan las murallas cuyo perímetro ronda el kilómetro, siendo el castillo más grande de Europa con una longitud de 370 m. Además, se encuentran en buen estado distintas dependencias así como 28 torres que refuerzan las murallas y dos puertas de aceso: La puerta del Codo y la Califal.

Kike_on_tour_castillo_califalgomaz_soria_interior_arco_vistas_horizonteA los pies del castillo se encuentra la ermita de San Miguel de Gormaz. Merece la pena entrar para ver sus pinturas murales románicas que junto con las de San Baudelio de Berlanga forman un conjunto que no debéis dejar de visitar.

Kike_on_tour_san_miguel_gormaz_soriaY como no todo iba a ser cultura y se hacía la hora de comer dedicimos ir al restaurante Casa Vallecas en Berlanga de Duero. Un lugar agradable, tranquilo, de buen trato y donde se practica una cocina tradicional castellana con toques modernos. Para alguien que es alérgico a algunos alimentos el hecho de que salga el chef de la cocina a comentar la carta con uno dice mucho del personal del restaurante. Desde estas líneas, gracias.

La carta es completa, con entrantes, verduras, setas, pescados, mariscos, carnes y postres estupendos. Las raciones, generosas. Empezamos con una panceta confitada al caramelo con frutas. Nos dejó sin palabras, por presencia, textura y por gusto. Muy rico.

Kike_on_tour_restaurante_casa_vallecas_berlanga_soria_panceta_confitada_al_caramelo_con_frutasSeguimos con una paloma torcaz con foie y salsa de boletus y un lomo de jabalí con foie y salsa moscatel. Perfecto, en la línea del anterior plato.

Kike_on_tour_restaurante_casa_vallecas_berlanga_soria_paloma_torcaz_con_foie_salsa_boletus

Kike_on_tour_restaurante_casa_vallecas_berlanga_soria_lomo_de_jabali_con_foie_salsa_moscatelPara terminar, los postres. Unas natillas caseras, hechas como deben hacerse las cosas, bien y un sorbete de mandarina con nata para bajar todo. Lo siento no hay foto de los postres, así que si queréis verlos y desgustarlos os dejo la dirección por aquí.

Restaurante Casa Vallecas
Real, 16
Berlanga de Duero. Soria.
Tel. 975 343 136 | Fax: 975 343 169
email: info@casavallecas.com
web: www.casavallecas.com

Excursión al Faro de la Plata

Kike_on_otur_onte_ulia_acantilados_faro_de_la_plata Una de las cosas que me gustan de vivir en una ciudad pequeña es que cuando necesitas romper el ritmo de la vida y salir de él, en pocos minutos, puedes hacerlo sin necesidad de transporte. Basta con darse una vuelta por sus alrededores.

Como sabéis vivo en San Sebastián y sí, aquí la gente también se estresa. En estas temporadas de locura yo suelo evadirme dando un paseo por el monte Ulia. El camino comienza en Gros, junto a la gasolinera de la avenida de Navarra y termina en el Faro de La Plata, en Trintxerpe.

Aunque la primera cuesta os pueda parecer dura, ¡ánimo! la recompensa llega enseguida. En cuanto cogemos un poco de altura se ve Donostia desde un punto de vista diferente al habitual. Seguimos subiendo y antes de llegar a la zona recreativa hay que desviarse a la izquierda por un vericueto que nos lleva a la zona alta de Mompás.

Kike_on_otur_onte_ulia_acantiladosA partir de aquí, reina la tranquilidad, la excursión discurre por la ladera del monte que da al mar. Vuestros compañeros de viaje van a ser las gaviotas, la vegetación, algún paseante que os encontréis y unas vistas que no os podéis perder.

Como en todos los caminos hay un cruce donde tendréis que elegir. A la derecha, nos lleva a nuestro destino atravesando la ladera del monte a media altura, carece de complicación alguna. A la izquierda, el camino es más abrupto, subidas y bajadas continuas que se acercan a los acantilados de la zona, de bella factura.

Kike_on_otur_onte_ulia_rocasSi vais por la parte superior no es necesario que llevéis agua, hay una fuente. Si lo hacéis por la inferior meted en la mochila la cantimplora y una linterna, hay que pasar un túnel de unos cien metros. Ambos caminos están marcados.

A medida que transcurre el camino os iréis acercando al Faro de La Plata, un edificio que rompe el perfil del monte y que está enclavado en una zona espectacular. Desde allí podréis apreciar las vistas a la costa cantábrica que nos han acompañado durante nuestro paseo.

Kike_on_otur_onte_ulia_faro_de_la_plataY como no todo va a ser deporte y evasión, en cuanto hayáis bajado a Trintxerpe os aseguro que tendréis hambre así que os propongo que vayáis al O’Romeral a reponer fuerzas. Con ese nombre os podéis imaginar que es un gallego. Por cierto, pediros el pulpo, lo bordan.

Kike_on_tour_o_romeral_pulpoO’Romeral
C/Araneder, 2.
20110. Trintxerpe

Ascenso a el Pico Urbión

Kike_on_tour_pico_urbion_zurraquinHoy os comento una excursión, clásica de la provincia de Soria, que he hecho este verano: la subida al Pico Urbión (2.228 m) desde la Laguna Negra. De regalo y, ya  que estábamos por allí, nos hicimos el Zurraquín (2.105 m).

La idea inicial era coincidir con un amigo, de esos que hace tiempo que no ves, y hacer algún monte. Al final nos juntamos en Vinuesa una pequeña multitud, a saber: dos de San Sebastián, uno de Zaragoza y tres de Canicosa de la Sierra. Desde allí nos acercamos al aparcamiento que da acceso a la ascensión (1.600 m).

El primer tramo, una media hora, es una pista de asfalto que te lleva a la laguna. Una vez allí ascendimos por una fuerte pendiente, sin complicaciones, hasta llegar a un balcón natural donde hay unas buenas vistas de la Laguna Negra y de la zona.

Kike_on_tour_laguna_negraDespués nos dirigimos por una suave subida hasta la Laguna Helada, donde se aprecia claramente la forma del antiguo glaciar que se formaba en estas montañas y de allí llegamos hasta el collado que está en la base del Zurraquín.

Tras un breve refrigerio, proseguimos llegamos a la base del Pico Urbión. Antes de hacer cima nos dirigimos a ver el nacedero del río Duero que está por allí. Entre la sequía y que es el principio salía un hilillo de agua. Parece mentira que unos kilómetros más abajo sea ya un río importante. Seguidamente nos dirijimos a la cima de nuestro primer objetivo, donde después de abrigarnos, comimos y descansamos placenteramente.

Una vez descansados nos encaminamos hacia el risco Zurraquín, un monte sorprendente no por su altura o dificultad sino por lo peculiar de su cuerda hasta la cima. Una infinidad de piedras levantadas verticalmente hacen de este paisaje un lugar extraño que alberga un montón de leyendas y opiniones al respecto. Tardamos una hora desde la cima de Urbión, a ritmo alegre. (La primera foto que ilustra este post está tomada desde la cima. Al fondo a la derecha se ve el Pico Urbión). Después bajamos por un camino distinto al que habíamos subido llegando de nuevo a la Laguna Negra.

Ya en Vinuesa, regamos el gaznate con unas cervezas que estoy seguro que nos habíamos ganado. Desde aquí agradecer a Jesús, Pedro, Tomás, Mikel y a la otra persona que fue y que en estos momentos no recuerdo su nombre. (Quedaré a la altura del betún pero que le vamos a hacer, la vida es así).

Una excursión muy recomendable, bonita, no resulta larga, de paisajes espectaculares. Nosotros la hicimos hace un par de semanaso con un día espléndido. En la cima hay que abrigarse, suele correr un vientito curioso. En invierno cuidadín con la nieve y los hielos.

Laguna Negra
Soria
Kike on tour