Cities


Una vuelta por Lisboa

Cuando visito una ciudad, soy de los que van a su aire, de ver algunos monumentos elegidos y sobre todo de callejear y callejear para descubrir sus rincones curiosos. Lisboa es una ciudad maravillosa para ello. Bullicio, tranvías, cuestas, para arriba, para abajo, callejuelas, avenidas, etc… No os voy a contar toda mi estancia en esta ciudad pero si algunos apuntes para tener en cuenta en una estancia cualquiera por allí.

Para desayunar y empezar bien el día, nada como unos huevos Benedict. A tal efecto me dirijí a Tartine, un buen sitio de ambiente moderno donde la oferta es grande y de calidad. Es una mezcla entre panadería artesana, pastelería y restaurante situado en pleno Chiado. Zumos, bollería, cafés, tés, pequeños platos, tostadas. En cuanto a mi desayuno he de decir que estaban bien hechos, en su punto, jugosos. La salsa holandesa bien realizada, con la textura perfecta. Cafe bueno. Servicio excelente.

The Insólito, bar restaurante, es una buena opción para comer o cenar. Situado en el Barrio Alto. Un quinto piso de un edificio. Tiene una terraza con estupendas vistas. Local con una decoración vintage-moderna donde se practica una cocina portuguesa con toques modernos. Ensaladas, platos fríos, productos de mar, pasta, carnes y buenos postres. Todo preparado en el momento. El público es una mezcla entre bohemios, colgados, turistas y familias lisboetas. Servicio de coctelería. Muy agradable. Para volver.

Pensão Amor. Es un sitio fantástico. Antiguo burdel reconvertido en bar de copas, coctelería y tetería. Conserva la estructura y algunos detalles del antiguo negocio como unas ilustraciones de las meretrices en las escaleras de acceso al garito. Amplios salones de color rojo, negro, mobiliario barroco y techos pintados con frescos de temática interesante. Muy concurrido tanto de tarde para tomar una copa tranquila como por la noche al ritmo de la música de djs en directo, espectáculos de carabet, burlesque, etc. Poca luz y ambiente atractivo. Como curiosidad hay una bliblioteca erótica y un pequeño sex-shop. Un local de lo más sugerente en el Barrio Alto.

+ Fotos

Tartine
Rua Serpa Pinto, 15 A · 1200-026 · Lisboa
T. +351 213 429 108 · MAPA · web

The Insólito
Rua de São Pedro de Alcântara 83 · 1250-238 · Lisboa
T. +351 211 303 306 · MAPA · web

Pensão Amor
Rua do Alecrim nº 19 · 1200-292 · Lisboa
T. +351 213 143 399 · MAPA · web

Tallinn

Kike_on_tour_tallinn_plaza_central_estoniaTallinn, capital de la república de Estonia, es un sitio muy recomendable para pasar unos tranquilos días de vacaciones. Hace nueve meses tuvimos la oportunidad de visitar esta ciudad medieval amurallada y perdernos por sus calles y numerosos rincones.

Después de callejear toda la mañana nos dirijimos a apagar la sed a Olde Hansa un restaurante de aspecto medieval, junto a la plaza del ayuntamiento, famoso por sus cervezas negra con miel y con especias. Nosotros nos decantamos por la negra con miel, recomendación de unos amigos que habían estado anteriormente. Como hacía calor nos quedamos en la terraza y… ya sabéis… sol y cerveza, grandes compañeros de viaje.

Kike_on_tour_tallinn_olde_hansa_cervezeriaPosteriormente a la ingesta de estos brebajes y para bajar el mareo decidimos comer en el restaurante Troika. Es un antro oscuro iluminado con la luz tenue de unas velas que ofrece comida típica rusa. Tras acomodarnos y sin mediar palabra un camarero grande, con aspecto de domador de circo, nos puso tres vodkas en la mesa. Para no hacer el feo nos los bebimos, estaban buenos. De la nada surgió un trovador, de ésos de leotardo y balalaika, que nos “amenizó” la comida.

Al rato se acercó por allí una muchacha ataviada con el traje regional de turno y nos apuntó el menu. Pedimos un entrante que no sabíamos muy bien que era pero que luego resultó estar muy bueno, una ensalada, blini, esturión y stroganoff de oso con sus guarniciones.

Luego apareció de nuevo el domador con su bebedizo y… ¡venga para dentro! y así, con esa alegría, llegó la comida de la que dimos cuenta sin levantar cabeza, no fuera a ser que apareciera el tipo de la botella.

He de decir para gloria del Troika que el esturión y el guiso de oso estaban muy buenos, no así el café pero salimos satisfechos.

Tallinn
info turismo

Kike on tour