febrero 2017


Rellenos de Bergara

Bergara es una localidad del centro de Gipuzkoa que entre sus diversas virtudes gastronómicas tiene tres confiterías donde hacen los rellenos de muy buena factura. Huevos, harina, azúcar y aroma de limón tienen la culpa de que esté escribiendo este pequeño post para el lector.

Cuenta la leyenda que en su origen fueron un obsequio al rey Felipe IV a su paso por la localidad, por parte de unas monjas clarisas afincadas allí. Más tarde se le sirvieron rellenos a la reina Isabel II durante sus estancias en el balneario de Aretxabaleta dándose a la buena vida.

Se trata de un producto sencillo, un bizcocho de dos capas relleno de una crema de yema de huevo y bañado con un almíbar que se solidifica al cocerlo en el horno. El aspecto apetecible como se puede apreciar en la fotografía. La mezcla de la textura esponjosa junto con la crema de huevo y el punto del azúcar exterior hacen que este bizcocho quede muy fino, ligero y no sature. El sabor no empalaga.

Yo suelo comprarlos en la pastelería Larrañaga. Realmente me los trae una amiga nativa del lugar, cosa que le agradezco porque si cada vez que me apetece un relleno de Bergara tuviera que ir, no ganaría para ello.

Larrañaga fue fundada en 1840. Actualmente está regentada por la cuarta generación que mantiene el buen hacer de toda la vida.

Pastelería Larrañaga
San Pedro Kalea, 9 · 20570 · Bergara · Gipuzkoa
T. 943 761 051 · MAPA · Facebook

Una vuelta por Lisboa

Cuando visito una ciudad, soy de los que van a su aire, de ver algunos monumentos elegidos y sobre todo de callejear y callejear para descubrir sus rincones curiosos. Lisboa es una ciudad maravillosa para ello. Bullicio, tranvías, cuestas, para arriba, para abajo, callejuelas, avenidas, etc… No os voy a contar toda mi estancia en esta ciudad pero si algunos apuntes para tener en cuenta en una estancia cualquiera por allí.

Para desayunar y empezar bien el día, nada como unos huevos Benedict. A tal efecto me dirijí a Tartine, un buen sitio de ambiente moderno donde la oferta es grande y de calidad. Es una mezcla entre panadería artesana, pastelería y restaurante situado en pleno Chiado. Zumos, bollería, cafés, tés, pequeños platos, tostadas. En cuanto a mi desayuno he de decir que estaban bien hechos, en su punto, jugosos. La salsa holandesa bien realizada, con la textura perfecta. Cafe bueno. Servicio excelente.

The Insólito, bar restaurante, es una buena opción para comer o cenar. Situado en el Barrio Alto. Un quinto piso de un edificio. Tiene una terraza con estupendas vistas. Local con una decoración vintage-moderna donde se practica una cocina portuguesa con toques modernos. Ensaladas, platos fríos, productos de mar, pasta, carnes y buenos postres. Todo preparado en el momento. El público es una mezcla entre bohemios, colgados, turistas y familias lisboetas. Servicio de coctelería. Muy agradable. Para volver.

Pensão Amor. Es un sitio fantástico. Antiguo burdel reconvertido en bar de copas, coctelería y tetería. Conserva la estructura y algunos detalles del antiguo negocio como unas ilustraciones de las meretrices en las escaleras de acceso al garito. Amplios salones de color rojo, negro, mobiliario barroco y techos pintados con frescos de temática interesante. Muy concurrido tanto de tarde para tomar una copa tranquila como por la noche al ritmo de la música de djs en directo, espectáculos de carabet, burlesque, etc. Poca luz y ambiente atractivo. Como curiosidad hay una bliblioteca erótica y un pequeño sex-shop. Un local de lo más sugerente en el Barrio Alto.

+ Fotos

Tartine
Rua Serpa Pinto, 15 A · 1200-026 · Lisboa
T. +351 213 429 108 · MAPA · web

The Insólito
Rua de São Pedro de Alcântara 83 · 1250-238 · Lisboa
T. +351 211 303 306 · MAPA · web

Pensão Amor
Rua do Alecrim nº 19 · 1200-292 · Lisboa
T. +351 213 143 399 · MAPA · web

Kike on tour