agosto 2012


El mercado de San Antón

Kike_on_tour_mercado_de_san_antonHace dos semanas estuve en Madrid visitando a amigos que hacía tiempo que no veía. Después de todo un día por la ciudad con temperaturas en torno a 38º, apetecía tomar algo. Había quedado con un grupo de gente en el Mercado de la Reina, un bar en la calle Gran Vía, pero sólo acudió una persona.

Ambos, decidimos ir al Mercado de San Antón en el barrio de Chueca. Es un edificio que alberga el mercado tradicional en la primera planta. En la segunda, hay un Show-cooking/comida para llevar y una sala de exposiciones. En la tercera, un restaurante terraza con unas buenas vistas. Puedes hacer la compra en la planta de abajo y, si quieres, te la cocinan en el restaurante que también tiene carta.

Nosotros estuvimos en el segundo piso, concretamente en un puesto de marisco tomando unas ostras al natural, preparadas en el momento, con unos verdejos.
Total, una tarde-noche por Madrid descubriendo un buen rincón de la capital donde estoy seguro que volveré a repetir. Desde aquí, agradecer a Juan Mariano la visita turística.
Mercado de San Antón
Augusto Figueroa 21. Madrid
www.mercadosananton.com

El ruso de Collado Villalba

Kike_on_tour_stroganov_restaurante_collado_villabaLa semana pasada fui a comer a un restaurante ruso que me habían recomendado unos amigos en Collado Villalba, una población al norte de Madrid.

Llegamos bajo un sol de justicia y lo primero que hicimos fue refrescar nuestro gaznate con una Baltika, una cerveza rusa con diferentes versiones, rubia, tostada, negra, etc.

Después de apagar la sed, nos dirigimos al comedor donde dió comienzo la comida. Como éramos cuatro decidimos sacar de algo de picoteo y un segundo para cada uno.

Los primeros: Blinchiki, (una especie de tortitas finas parecidas a los crepes), con caviar de capelan. Caviar de berenjena: un paté a base d berenjena, cebolla, tomate y ajo. Grechka con carne: Trigo sarraceno con carne picada, ajo, chucrut y pepinillo.

El segundo plato fué más fácil de elegir, todos elegimos lo mismo: steak tartar.

Luego pedimos postre, cosa que extraño a los dueños rusos porque “la gente no suele pedirlo después de todo lo que habéis comido”. En mi caso kefir con arándanos, en el de mis colegas, dos raciones de smetana (crema de nata dulce) y kampot de ciruelas. Para finalizar té ruso con mermelada de frambuesas.

Buena relación calidad precio y buenas cantidades en los platos. Un sitio muy recomendable por lo diferente de la comida y por el buen trato del personal.

Restaurante ruso Stroganov
Islas Cíes. Collado Villalba. Madrid
www.stroganov.es

Kike on tour